Masaje metamórfico, el masaje de la transformación

“Metamorfosis” significa “transformación” y esto se produce cuando nuestra energía fluye libremente. Esta técnica nos conecta a nivel de consciencia con los nueve meses vividos en el seno materno y nos lleva a descubrir nuestro propósito en la vida. Es el masaje de la transformación.

Esta técnica ayuda a quien la recibe a desbloquear y liberar nudos energéticos que se han producido tanto en la etapa de gestación como posteriormente, pudiendo derivar en problemas emocionales tales como: miedo, ansiedad, culpa…. lo que finalmente acaba siendo la causa de enfermedades físicas.

La oruga es perfecta en su estado como oruga y alcanzará otro estadio de perfección cuando se convierta en mariposa”

masaje embarazada

¿A quien va dirigido?

Este masaje nació con la firme intención de aplicarlo a bebés, niños y mujeres embarazadas, pero más tarde se llego a comprender que cualquier persona podría beneficiarse. Por esta razón quien quiera recibir este masaje, puede hacerlo sin problemas, ya que obtendrá muchos beneficios y se redescubrirá a sí mismo.

¿Cuáles son sus beneficios?

En el caso de la mujer embarazada, se establece un lazo de unión muy profundo entre la madre y el bebé. Al activarse la conciencia y la energía vital de ella también se activa la conciencia y energía vital del bebé. Pero además, a la mamá le aporta:

  • Liberación emocional, mental y física

  • Relajación

  • Confianza y seguridad

  • Más fuerzas y alivio al cansancio

  • Facilidad para un parto armonioso.

Y al bebé le permite:

3

  • Sentirse conectado a la madre

  • Sentirse acompañado en su desarrollo y su llegada al mundo

  • Liberarse con facilidad de posibles vivencias

¿En qué se basa?

masaje metamorfico

Debemos tener presente que trabajamos con una visión holística que mantiene la unidad del cuerpo, la mente y las emociones como algo inseparable en el individuo, contemplando así todos los procesos.

Este concepto de totalidad es necesario en la aplicación del Masaje Metamórfico, que no pretende incidir sobre un síntoma o problema físico concreto, sino que actúa sobre el conjunto energético del individuo buscando la relajación física- mental y el equilibrio emocional.

El terapeuta trabaja de una manera muy sutil las zona reflejas localizadas en pies, manos y cráneo del paciente, acompañándolo en todo momento para que dicho paciente viva sus propias experiencias desde un espacio seguro y conecte con la fuerza intrínseca y auto-sanadora de su Ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s